Comenzabamos el día de la boda de Rebeca y David en el remodelado y emblemático Hotel Cristina,frente a la playa de Las Canteras,un día soleado, como en la mayoría de las bodas en las islas Canarias.

Ella en una habitación, junto a sus familiares, y él en otra, también acompañado por su padre y cuñado.

Rebeca tiene un aire vintage y tan original que trasladó tanto a su vestido y a sus zapatos,brillantes, de Pronovias, como en su maquillaje, con un marcado rojo en los labios.

La ceremonia se celebró en la iglesia de San Vicente Ferrer,en Valleseco, de donde son originarios. Fue muy emotiva en todos los sentidos, y Rebeca dejó su marca, sus labios rojos, cuando besó a su ya marido, David.

Una vez finalizada la ceremonia, nos trasladamos a la Finca Jardin Van de Walle, en Santa Brígida. El catering estuvo a cargo de Tao, los corners de mojitos y otros cócteles eran de Transformer y la iluminación y musica, de Audiovisuales Canarias. La planificación de la boda corrió a cargo de Jennifer Betancor.

Recordar las emotivas palabras de la hermana de Rebeca, que hicieron que llorara y conviertera el momento en inolvidable.

Celebración emotiva y fiesta para todos!