Madrid y Las Palmas de Gran Canaria unidas en  una boda en Gran Canaria.

Maria José decidió empezar el día de su boda en un lugar muy especial, la casa de su abuela, donde se arregló y se vistió, junto a ella. Algo muy familiar, vivido en la intimidad y disfrutando de cada momento. Del maquillaje se encargó Carlos Menéndez, así como el vestido de Pronovias y los zapatos de MB.

Santi estaba en el hotel Santa Catalina, junto a sus allegados,desplazados desde la península, para estar con ellos en un día tan especial. Listo para salir!

Ambos se unieron en Telde, en la Iglesia de San Juan Bautista,junto al barrio que vió crecer a Maria José. Después de la ceremonia, nos fuimos a dar un paseíto por el histórico barrio de San Francisco,con sus callejuelas y casas con encanto. Es un lugar muy especial para ella, así que tenía que aparecer,por supuesto!

De Telde a Las Palmas de Gran Canaria, a celebrarlo en el hotel Santa Catalina junto a todos sus invitados. Cóctel en la piscina y banquete en el clásico salón Palmeras. Celebración y fiesta que se alargó hasta la madrugada…su boda en Gran Canaria!

Próximamente publicaré  su postboda, realizado en Gran Canaria, como no podía ser de otra manera, por la unión que tienen ambos con la isla, aun viviendo fuera. La fuerza de los orígenes.