Para empezar a describir cómo fue esta boda en la isla de La Graciosa, no puedo hacerlo sin antes agradecer a mi gran amigo Carlos Díaz-Recio la oportunidad de poder compartir juntos estos momentos.

Nos desplazamos hasta la isla de La Graciosa unos días antes de la boda, ya que Estrella y Fernando habían preparado una gran fiesta pre-boda así como actividades para sus invitados. Solo se puede describir el ambiente como fiesta continua, risas y amistad, lo pasamos en grande! Hay que decir que Estrella y Fernando están implicados en actividades deportivas, así como la mayoría de los invitados eran runners,he ahí el aguante de todos ellos…

Tuvimos fiesta cordobesa, en honor a Estrella, concierto, día en el mar y muchas risas,esa es la palabra clave.

Y llegó el día de la boda,alojados en Evita Beach,separados el uno del otro,hasta encontrarse en la pequeña iglesia de Nuestra Señora del Carmen en La Graciosa. Todos los invitados de blanco, acorde con el entorno, Fernando llegó en bicicleta con sus amigos,Estrella en 4×4,y todos esperando en la iglesia.Fue una ceremonia muy emotiva, a la que siguió,como no podía ser menos, una gran celebración. Nos dio la madrugada en Evita Beach, donde se celebró la boda.

Había comentado que eran deportistas? Sí? Pues como fue habitual en esos días,madrugón y todos a entrenar! Y después, a por el postboda,en un entorno incomparable como es la Isla De La Graciosa, esa luz, el mar,los colores..

Gracias Estrella y Fernando por unos días geniales!